AMIBOT

–Vamos, vamos usá el hechizo de restauración

–lancé a pedido de mi compañero la magia–, curá a mi invocación, rápido –usé regeneración y cura celestial, cubriendo a la mascota que se llevaba la agresión del jefe–, cúrame, Drose, cúrame rápido.

–No puedo, el coldown es de veinte segundos –el chillido de Pater, casi me revienta los oídos–, toma distancia, faltan cinco segundos.

La muerte le llego rápidamente cuando el jefe ignoro a su mascota, lo mato de tres golpes y yo, indefenso como un mago de soporte, me llevé lo propio...

El caminante obscuro

 

–¿Qué es este lugar?

Preguntó sorprendida la grotesca criatura que había nacido de un ser superior, junto a seis hermanos alejados entre mundos. El ser observó a su alrededor el oscuro mundo donde le toco crecer. Su mundo. Donde la peste, el hambre, la malaria, flotaban en el mismo aire pútrido que respiraba.

–¿Qué soy? –Se cuestionó.

Y como un ser superior pudo verse a sí mismo, verse quien era por encima de él, como un espejo reflejándolo...

RELATOS

Los creadores

 

 

La nada, la oscuridad, las profundidades del universo, el punto del todo y la nada. Donde y cuando, quienes y como. Ellos eran los siete creadores del mundo donde flotaban pasiblemente, con el conocimiento de todo y de nada. De lo que podía ser y no era. Lo que podrían crear y no creaban. Las cosas que podían hacer y no hacían. Así vivieron durante mil vidas en la nada, en el centro, con ellos mismos. Hablaban y discutían entre ellos, con el mismo saber dónde las conversaciones siempre se definían de la misma forma... 

El camino del orgullo

 

 

Hacia un millar de año que, los grandes guerreros habían domado a las gigantescas criaturas que cabalgaban por los cielos de sus tierras. Pero no fue el hecho de mostrar, poderío predominante hacia una criatura inferior o, el placer de moverse sin utilizar las piernas. La tierra donde ellos pisaban los había obligado a surcar los cielos, trasladar su cultura hacías las tierras flotantes, donde las aguas no escaseaban. Donde la tierra era fértil, donde el mundo sería distinto...

La voz interior

 

 

-Alfredo. Ven a comer. Tienes el desayuno servido.

-¿Mamá? ¿Es mamá?

-No, ella se le parece, quiere ser ella, pero es la malvada que te lleva a esos lugares horribles.

-Suena como mamá.

-Lo hace sonar, pero en realidad es una bruja malvada que quiere cocinarte y comerte. Vamos, camina por el sendero desolador. Líbrate de ella.

Recuerdas, no estás en una casa, es una ilusión, yo te indicare donde estas, te hare ver la realidad en la que vives, Alfredo...

Metaverso

 

–Hey Shevi, una cerveza por aquí.

–¡Ah! ¡Kati! No te vi llegar, ¿segura que quieres alcohol?

–No, no lo quiere. Dale lo de siempre, Shevi –Nicolai me venía siguiendo desde la otra cuadra, me había gritado, hice la que no escuché. Esperaba perderle a la vuelta de la esquina–, ¿Hey, que esas haciendo? ¿No era el gran día hoy?

–Sí, lo era, a no ser por esos malditos burócratas de poca visión –medité la acción de golpear la barra y volver a lastimar mi muñeca–, estoy segura de que quieren seguir apostando por la obsoleta realidad virtual que aún les deja millones…

La Diez

El caballero y la princesa

Relatos cortos y microrrelatos

EL libro de los trasgos

Presa del amor

 

La leyenda de Fatimor

Hasta que la muerte nos separe

C.A.E.